Pongámoslo claro

Facciamo chiarezza

Es necesario aclarar las diferentes definiciones utilizadas en el marco de los materiales cerámicos. La palabra cerámica (desde el griego antiguo "Kéramos", que significa arcilla), se refiere a un material inorgánico, no metálico, muy dúctil en su estado natural, rígido después de la fase de cocción.

La cerámica es normalmente constituida por diferentes materiales: arcillas, feldespatos (de sodio, de potasio o los dos), arena silícea, óxidos de hierro, alúmina y cuarzo. Una composición tan compleja determina la presencia de estructuras moleculares aplastadas llamadas filosilicatos. Su forma, en presencia de agua, proporciona a la arcilla cierta plasticidad, poniendo su tratamiento más fácil y productivo.

A lo largo del tiempo y según las áreas, la palabra cerámica ha tenido muchas representaciones en el imaginario común. Los diferentes tipos de cerámica son utilizados también para fabricar ánforas o vasos vinarios.

Para aclarar las diferentes tipologías de materiales cerámicos mostraremos más adelante las específicas características de cada una, en relación al uso enológico:

Terracotta

LA TERRACOTA: de típico color rojo pardusco, se caracteriza por una cocción que varía de 960° a 1040° grados y se utiliza tradicionalmente para fabricar suelos y vajillas. Las jarras, las tinajas y las ánforas más difundidas (Georgia, España, centro de Italia) y utilizadas en las prácticas enológicas, están hechas de este material.

PROS: MUY MALEABLE DURANTE EL PROCESO DE FABRICACIÓN, BAJO COSTE, TEMPERATURA DE COCCIÓN MUY BAJA (CON LA CONSIGUIENTE REDUCCIÓN DE LOS COSTES ENERGÉTICOS).

CONTRAS: POROSIDAD ELEVADA, QUE DA LUGAR A UNA MUY MARCADA PERMEABILIDAD AL OXÍGENO, CON RELATIVOS FENÓMENOS DE OXIDACIÓN DEL CONTENIDO. LA POROSIDAD, ADEMÁS, CAUSA CONTAMINACIÓN EN PROFUNDIDAD, LO QUE DIFICULTA LIMPIEZA Y  SANEAMIENTO.

Gres

EL GRES CERÁMICO: utilizado para producir tejas para cuartos de baño y cocinas, se caracteriza por una cocción que varía de 1200° a 1350°. Su característica principal es la falta de porosidad. Para obtener gres cerámicos blancos se utilizan mezclados artificiales a base de arcillas ardientes blancas y rocas cuarzosas feldespáticas, que llevan a la vitrificación. En los últimos años se ha utilizado este material para realizar contenedores enológicos.

PROS: RESISTENCIA FÍSICA MUY MARCADA, FACILIDAD DE ELABORACIÓN AUTOMATIZADA, DE SANEAMIENTO Y LIMPIEZA.

CONTRAS: LA BAJA POROSIDAD IMPLICA UNA BAJA ÓXIDO-REDUCCIÓN (INSIGNIFICANTE). PONIENDO COMO EJEMPLO LA ÓXIDO-REDUCCIÓN QUE OCURRE EN LAS BARRICAS DE MADERA, EN EL GRES CERÁMICO ENCONTRAMOS VALORES REDUCIDOS DE OCHENTA-NOVENTA POR CIENTO.

Porcellana

LA PORCELANA: la inventaron en China alrededor del Siglo VIII, y se realiza con caolín, sílice (o arena cuarzosa) y feldespato. El caolín confiere las propiedades plásticas y el color blanco de la porcelana; el cuarzo es el componente inerte y ejerza la función de desengrasante (además de permitir la vitrificación); por último, el feldespato, definido fundente porque, fundiendo a temperaturas más bajas del caolín, baja considerablemente la cocción de la pasta cerámica (1280°). Hay tipologías muy diferentes de porcelana, según las varias zonas de producción.

EL USO DE LA PORCELANA PARA REALIZAR CONTENIDORES ENOLÓGICOS ES MUY RARO, DEBIDO A QUE LA PORCELANA ES UN MATERIAL CON CAPACIDADES SIMILARES A LAS DEL VIDRIO.

LA ARCILLA: La temperatura de cocción de la arcilla varía en función de la alúmina en ella contenida. La arcilla es naturalmente muy maleable, debido a la presencia de agua en su estructura, que mejora sus características plásticas y la hace maniobrar con facilidad. Cuando está seca, pero todavía no ha estado cocida, es rígida y frágil. Si es sometida a un intenso calentamiento, se vuelve definitivamente sólida.

LA PASTA CERÁMICA DE LAS ÁNFORAS TAVA

El material que forma las ánforas TAVA es el resultado de una colaboración entre técnicos especializados en la preparación de pastas cerámicas, enólogos y vinicultores. Esta colaboración estrecha, buscando materiales cerámicos que respondan del mejor modo posible a las exigencias de las bodegas, ha permitido desarrollar, tras años de ensayos de campo, una mezcla particular entre las principales familias de materiales cerámicos. Esta mezcla permite obtener las características pedidas por el mundo enológico y eliminar los problemas que hasta ahora representaron un freno a la difusión de los contenedores cerámicos en las realidades vitivinícolas.

Las características fundamentales de la pasta cerámica utilizada en la realización de las ánforas TAVA son:

POROSIDAD CONTROLADA:
Las ánforas TAVA son cocidas a altas temperaturas desde los 1200° hasta los 1260°. Este tipo de tratamiento térmico permite otorgar a la cerámica valores de permeabilidad al oxígeno que varían desde niveles algo inferiores a los de la madera hasta una falta total de intercambio óxido reductor.

FACILIDAD DE SANEAMIENTO Y LIMPIEZA:
Logrando obtener específicos niveles de porosidad, la contaminación de líquido en el material cerámico es muy superficial, lo que hace más fácil limpiar y desinfectar las ánforas.

ELEVADA CAPACIDAD DE AISLAMIENTO TERMICO:
Las características de aislamiento térmico de la cerámica son superiores de las del cimento, permitiendo un ideal aislamiento del contenido.

Ceramica Tava