Trabajar manualmente

Lavorare a mano

En los últimos años la demanda ha aumentado de manera muy importante (exponencialmente). Esto ha causado la multiplicación de productores y proveedores de este particular jarrón vinario. Como ocurre a menudo, para reducir costes, las empresas han empezados a automatizar los procesos de moldeado y a reducir la calidad de las pastas cerámicas. En nuestra empresa desde siempre pensamos que la artesanía sea la única forma, indispensable e irremplazable, para producir un ánfora de calidad excelente. Esto no quiere decir adoptar una actitud contraria a la innovación y a las mejores soluciones productivas, sino estar convencidos de que el ojo y la mano del artesano sean por ahora imprescindibles. Un alto nivel de especialización y atención al detalle es fundamental, sobre todo en el ámbito del procesamiento de los materiales cerámicos, porque estos exigen ductilidad y atención posibles únicamente a través de la habilidad y tesón de la mano de obra.