Entorno de trabajo

Ambiente di lavoro

La Produccion

El arte de la cerámica siempre ha sido un trabajo difícil y duro. Este material de hecho puede ser muy gratificante, pero al mismo tiempo pide compromiso y devoción totales por parte del artesano. A lo largo de la historia los talleres cerámicos siempre han sido lugares de trabajo particularmente duros, por las temperaturas altas de los hornos y por el polvo producido.

Nuestro producto ofrece altos niveles de calidad, apropiados para las necesidades de nuestros clientes, y por eso requiere un atención especial y extrema diligencia por parte de los artesanos que manualmente realizan los artefactos.

Por esta razón tuvimos que crear un entorno de trabajo donde el artesano pudiera desempeñar todas las fases de producción en las condiciones ambientales lo más adecuadas y ergonómicas posible. El estudio de un entorno de trabajo adecuado ha requerido el control y la supervisión de temperatura y humedad. Además de los normales sistemas de aire acondicionado, actualmente está en curso de ejecución una pared vegetal, compuesta por plantas aptas para el microclima del área de producción.

La Vegetacion

La implantación de la vegetación en las zonas de trabajo se refleja de manera importante en los niveles de humedad y temperatura, llevando innumerables ventajas tanto al trabajador como al producto. La obtención de temperatura y humedad lo más constantes posible permite que el secado de la cerámica sea lento y uniforme, reduciendo considerablemente los fallos causados por un secado repentino y no constante. Conseguir una vegetación prospera al interior de las zonas de trabajo lleva, además de los beneficios obtenidos en la fase de producción, al aumento de los porcentajes de oxígeno en el aire, mejorando por consiguiente su calidad. Todo el entorno de trabajo, más en general, se beneficia, con reflejo en la calidad de los productos realizados.

 

La vegetazione